InicioQuienes SomosEl C.I.M.Comision DirectivaGrandes ExpedicionesGaleria de FotosContacto  Si ud. es socio ingrese como usuario

Menu
MenuShow/Hide content
tree-T.gif Recomendanos
tree-T.gif Proyectos
tree-T.gif Relatos 2007
tree-T.gif Relatos 2008
tree-T.gif Relatos 2009
tree-T.gif Relatos 2010
tree-T.gif Relatos 2011
tree-T.gif Relatos 2012
tree-T.gif Relatos 2013
tree-L.gif Galería de Fotos
DiscusiónShow/Hide content
tree-L.gif Libro Visitas
NoticiasShow/Hide content
tree-T.gif Enviar noticia
tree-L.gif Archivo de noticias
Descargas y EnlacesShow/Hide content
tree-T.gif Descargas
tree-L.gif Enlaces
EstadísticasShow/Hide content
tree-T.gif Estadisticas
tree-T.gif Top 10
InformaciónShow/Hide content
tree-T.gif Tu cuenta
tree-T.gif Listado de Socios
tree-L.gif Listado de Waypoints

Visitas
 Agreganos a favoritos
 Haznos tu pagina de inicio
 
 

Visitas

Montañas Limpias 2.007 - El Jumeal





¿Quién dijo que todo está perdido?

Hace muchos años atrás, hacia fines de 1.983, con la enorme alegría que nos invadía por el regreso a la democracia y a la vida en libertad, Piero cantaba, y nosotros con él: ". . . vos y yo podemos cambiar el mundo . . .". Con veinte años, llenos de ideales, inmersos en una fortísima corriente revolucionaria en toda la América Latina, estábamos convencidos que íbamos a cambiar el mundo, que íbamos a destruir la injusticia y la inequidad, y sólo necesitábamos la libertad como única herramienta para lograrlo.

Con el paso de los años, "con los sueños pendientes y los fracasos cumplidos" como canta Serrat, los argentinos hemos sumado desencanto tras desencanto, obligándonos a reducir las pretensiones y las aspiraciones, llevándonos a creer más de una vez, que todo está perdido, que no hay solución posible a nuestros males.

Hoy, ya no creo que podamos cambiar el mundo, pero sí creo fehacientemente que podemos cambiar nuestro entorno más próximo, nuestro barrio, nuestra ciudad. Sí creo en el compromiso sincero de las personas movidas por este afán, el de mejorar nuestro entorno diario.

Buena parte de los que empezamos a limpiar los alrededores de El Jumeal.

 

Y de eso se trata el Proyecto Montañas Limpias de la Agrupación de Montaña Calchaquí, de sumar a las personas preocupadas por el estado de nuestro ambiente más cercano, pero también de despertar conciencia acerca de la importancia de cuidar nuestra casa.

Este Proyecto, pensado, diseñado y planeado por la Secretaría de Deportes de la A.M.C., a cargo de Martín Barros e Ignacio Blás, tuvo su primera etapa el pasado domingo 9 del corriente en las adyacencias del dique El Jumeal. A las 8 de la mañana nos juntamos en el Mirador Principal, donde muchos noctámbulos se resistían a aceptar que el sol ya estaba alto por encima de El Ancasti, con la sola intención de levantar la basura que otros habitantes de esta misma ciudad, arrojan desaprensivamente. Después de registrarnos, cargar unas cuantas bolsas plásticas y un par de botellitas con agua, nos dividimos para iniciar la tarea: desde el aliviadero del dique, un grupo inició la recolección sobre la margen oeste del espejo de agua, mientras que otro grupo lo hizo sobre la margen este; un tercer grupo encaró la parte más sucia de este paseo, justo por debajo del Mirador Principal, en tanto que el cuarto grupo lo hizo sobre los senderos que descienden al fondo del dique.

La parte más sucia: justo por debajo del Mirador Principal.

 

 Sensaciones Opuestas.

 

Debo reconocer, entonces, que a la desolación inicial que sentí cuando empezamos la recolección, le fue siguiendo una sensación más agradable, al ver tantos chicos levantando basura; de inmediato, me vino a la mente la imagen de Don Quijote de la Mancha diciéndole a su escudero: "Ladran Sancho, señal que cabalgamos". Por que esa es la sensación con la que me quedé: estamos cabalgando en la dirección correcta.

Quizás, no terminemos de limpiar El Jumeal ni en dos, ni en tres etapas, pero estamos sumando voluntades en el proceso, estamos despertando conciencia, estamos mostrando que a la mano descuidada que tira una botella, le sigue la mano comprometida de alguien que la recoge.

El resultado de nuestro esfuerzo: cientos de bolsas con basura que ya no ensucian El Jumeal.

 

Después de cuatro horas de esfuerzo, con un sol impiadoso sobre nuestros cuerpos, cuarenta y siete personas cerrábamos esta primera etapa del Proyecto Montañas Limpias, con cientos de bolsas con basura reunidas en la plazoleta contigua al dique, esperando por los camiones de la Dirección de Higiene Urbana, para su traslado definitivo.

Es justo resaltar que muchas instituciones y empresas han colaborado decididamente para que este proyecto se ponga en marcha: el Área Turismo, Montaña y Aventura de la Secretaría de Turismo, la Dirección de Higiene Urbana y el Instituto Municipal de Turismo de la Municipalidad de San Fernando del Valle de Catamarca, la Secretaría del Agua y del Ambiente, la Brigada Contra Incendios Forestales, las empresas Catamarca-Rioja Refrescos S.A.C.I.F.I. y Campamento Base, el Club Mountain Bike Catamarca, la Escuela de Atletismo Los Mayuatos y muchas personas independientes. A todos ellos, les agradecemos por la confianza depositada en la Agrupación de Montaña Calchaquí.

Finalmente, la imagen de los más chiquitos y su enorme compromiso con una ciudad más limpia, constituye el estímulo más fuerte para nosotros, a la vez que nos obligan a redoblar esfuerzos y a pensar que, contrariamente a lo que muchos dicen, no todo está perdido.

Nuestro mayor estímulo: los más chiquitos y su compromiso con una ciudad más limpia.

 

 

David H. Lucero

Presidente A.M.C.









Copyright © por Agrupación de Montaña Calchaquí Derechos Reservados.

Publicado en: 2009-04-08 (3327 Lecturas)

[ Volver Atrás ]