InicioQuienes SomosEl C.I.M.Comision DirectivaGrandes ExpedicionesGaleria de FotosContacto  Si ud. es socio ingrese como usuario

Menu
MenuShow/Hide content
tree-T.gif Recomendanos
tree-T.gif Proyectos
tree-T.gif Relatos 2007
tree-T.gif Relatos 2008
tree-T.gif Relatos 2009
tree-T.gif Relatos 2010
tree-T.gif Relatos 2011
tree-T.gif Relatos 2012
tree-T.gif Relatos 2013
tree-L.gif Galería de Fotos
DiscusiónShow/Hide content
tree-L.gif Libro Visitas
NoticiasShow/Hide content
tree-T.gif Enviar noticia
tree-L.gif Archivo de noticias
Descargas y EnlacesShow/Hide content
tree-T.gif Descargas
tree-L.gif Enlaces
EstadísticasShow/Hide content
tree-T.gif Estadisticas
tree-T.gif Top 10
InformaciónShow/Hide content
tree-T.gif Tu cuenta
tree-T.gif Listado de Socios
tree-L.gif Listado de Waypoints

Visitas
 Agreganos a favoritos
 Haznos tu pagina de inicio
 
 

Visitas

Expedición Volcán Pissis 2.009





EXPEDICION VOLCÁN PISSIS 2.009.
 

Como todos los años, la Agrupación de Montaña Calchaquí, a la cual pertenezco, fue desarrollando las diferentes actividades de alta y media montaña. Ya habíamos hecho el Nevado del Chañi en forma invernal, en julio, y nos había ido muy bien, coronando la cumbre Martín Barros, Noelia Miranda, Christian Borgogno y yo, Carlos P. Rodríguez Lastra.

Entonces, previo a una salida de media montaña, nos encontramos en un bar en Catamarca y recuerdo cómo Martín me dijo: “este verano vamos al Pissis”. Yo lo miré y un golpe de adrenalina me corrió por el cuerpo. Vamos!!, le dije. Ahí empezó, por lo menos en mi cabeza, a gestarse el proyecto, y mente y cuerpo se empezaron a movilizar con la idea.

 

El 1 de enero salí de casa con rumbo Catamarca. Luego vendría el periodo de aclimatación en el Paso de San Francisco a 4.000 m.s.n.m., lugar al que llegamos el 3 de enero con parte de los egresados del Curso de Iniciación a la Montaña 2.008, para realizar su primer 6.000: el volcán San Francisco.

Los días de aclimatación no fueron buenos para mí, ya que al tercer día me tuve que bajar a Fiambalá para hacerme atender, pues no lograba la adaptación por un pequeño problemita pulmonar, que fue solucionado en el Hospital local, luego de una pequeña inyección. Al regreso y con calma después de un día y medio, me preparé para hacer el San Francisco por la vertiente norte o chilena en el día, desde los 4.900 hasta los 6.020 m.s.n.m. Allí fuimos Martín Barros, Noelia Miranda, Christian Borgogno, Julio Vázquez, Guadalupe Molas, Walter Vilte y yo, más el agregado de Arturo Díaz Herrero, el español que nos acompañaría en toda nuestra campaña.

Fue una dura ascensión en el día, la cual duró unas diez horas, aproximadamente, coronando la cumbre el 10 de enero y completando con esto el periodo de aclimatación. Días antes, mis compañeros habían ascendido el Co. Bertrand de 5.200 m.s.n.m., también en el dia.

Rápidamente bajamos por un merecido descanso a las Termas de Fiambalá, para poner la cabeza en lo que sería el más importante proyecto del año 2.009: el Volcán Pissis de 6882 m.s.n.m.

 


Carlos Rodriguez Lastra y Walter Vilte en la cumbre C.A.M. del Volcán Pissis.

 

El 12 de enero y luego de un reacomodamiento de los integrantes de la Expedición, pues algunos, viendo que no se encontraban en condiciones decidieron bajarse, y yo particularmente se los agradezco, ya que eso reduce riesgos y habla de un compañerismo acorde con las circunstancias.

Así, con Martín Barros como Jefe de Expedición, Noelia Miranda, Walter Vilte, Julio Vazquez, Ariel Mercado y yo, con el agregado de Arturo Díaz Herrero, el español adjunto, salimos hacia el Campamento Base del Pissis y, después de 6 horas de viaje, llegamos al mismo. Armamos las carpas y nos preparamos; después de las charlas de rigor y, viendo las condiciones climáticas buenas, nos acomodamos para salir al día siguiente hacia el C1, a 5.150 m.s.n.m., cosa que realizamos el 13 de enero con toda la carga necesaria para no bajar y darle para arriba, con un ánimo excelente.

Las condiciones de llegada al C1 fueron muy buenas y el acompañamiento del clima nos entusiasmó para salir al C2 en la mañana siguiente, cosa que hicimos llegando al mismo a las 14:00 horas, aproximadamente, a 5.800 m.s.n.m.

 

Quiero rescatar el espíritu que reinaba en el grupo y las ganas, a pesar del cansancio, analizando solamente las cosas por etapas, y dejando todo comentario de cumbre para él último momento, como respetando a esta montaña que es algo impresionante, por lo majestuosa, inspirando un respeto único!!!!

El clima nos seguía mostrando que estaba a favor nuestro y así, luego de una charla corta, Martín y todos en general, decidimos que al día siguiente, a las 4:00 a.m., íbamos a emprender el ataque a la cumbre.

 

En general, las madrugadas en la montaña son límpidas, calmas y muy frías; esa mañana no era la excepción y teníamos el aliciente de saber que a metros de la carpa nos esperaban 4 horas de subida por un glaciar, que en realidad facilita muchísimo la subida, pues el acarreo es insoportable!!!

Nos encontramos subiendo en dos grupos, ya que los que primero estabamos prestos éramos Chato, Julio, Ariel y yo, demorándose un rato corto Martín y Noelia en los aprestos finales. Esto se fue transformando con la subida en una constante, y quedamos definidos en los seis mil metros de la siguiente manera: primer grupo con Ariel como cabeza, Chato y yo, y unos 40 minutos atrás, Martín, Julio y Noelia y, desde arriba siempre a la vista del grupo y atento a toda señal, ya que los handies claudicaron con las pilas!!!!

En nuestro grupo, el que más sentía el esfuerzo era Chato Vilte; Ariel se le pegó delante y le hizo repetir la secuencia de caminata y descansos, y así llegamos a la cumbre, yo apenas 10 m más atrás, con un ánimo y una confianza que realmente hasta yo me sorprendí. Pero así fue como a las 14:40 horas HICIMOS CUMBRE LOS TRES PRIMEROS!! Qué momento y qué alegría!! Las lágrimas y el abrazo eran más impresionantes que la vista desde ese coloso de 6.882 m.s.n.m.

 

 

Ariel Mercado  y Walter Vilte en la cumbre C.A.M. del Volcán Pissis.

 

Disfrutamos 15 minutos y, mirando hacia el oeste, nos dimos cuenta que nuestros compañeros que venían atrás se demorarían 40 minutos más; no obstante, tendrían la posibilidad de llegar a la cumbre, ya que el cielo estaba límpido hasta el infinito. Y así fue que bajamos unos 30 m a esperarlos y darles la noticia de que estaba todo bien, ya que como todos sabemos, estar en un 6.800 después de las 14 horas es muy peligroso!!!!

Y ahí venían Martín y Julio poniéndole unos huevos terribles, ya que estaban muy cansados, pero tenían atrás a la Sargento Noelia que los traía a los empujones o cachetazos limpios... jajaja. Qué alegría reunirnos ahí, al pie de la cumbre y en un cambio de pendiente. Ya estaban ahí nomás e hicieron cumbre alrededor de las 15.30 horas.

No estuvimos todos juntos en la cumbre. Seguimos con el mismo plan: estar separados pero juntos, ya que Chato estaba muy complicado, con poca hidratación, un gran dolor de cabeza y se quedaba dormido en los descansos. Entonces, el plan fue que bajara conmigo y Ariel esperaría al grupo 250 m más abajo, por las dudas, para tener uno del grupo fuerte y uno cansado.

Y así llegamos, muertos de cansados pero felices, yo por haber bajado junto a Chato en buenas condiciones y, una hora después, con un fuerte viento del oeste, llegaron los demás. A hidratarse y a meterse a dormir. Un párrafo aparte para nuestro solitario compañero ARTURO, una maquinita de ascender en solitario. Llegó a la cumbre alrededor de las 12:00 horas. Bien por él.

 


A la mañana siguiente, antes de iniciar el descenso al C.B., llenos de alegría.

 

La mañana del 16 de enero nos encontró a todos desayunando y saliendo de las carpas para felicitarnos y abrazarnos por ese gran momento, que fue llegar a la cumbre de lo más alto de Catamarca, el volcán más alto del mundo. Esta alegría y felicidad está reflejada en la foto al pie del glaciar, en el C2, cuando empezamos a bajar al Campamento Base. Todos juntos allí, está reflejada la cumbre a nuestras espaldas. Todos juntos unidos con un solo objetivo: llegar a la cumbre mas deseada y luego, el Campamento Base.

 

 

Dedicado a mis compañeros, AL GRUPO que tiene nombres: Ariel, Martín, Noelia, Julio, Chato y yo. Recordemos aquel abrazo que nos dimos en una avenida de Catamarca, al despedirnos de esta gran aventura... vamos por mas!!!!

 

Carlos P. Rodriguez Lastra

 









Copyright © por Agrupación de Montaña Calchaquí Derechos Reservados.

Publicado en: 2009-04-13 (3799 Lecturas)

[ Volver Atrás ]